Caminar sin pensar que me caigo

Estándar

Hoy alguien me dijo que yo desbordaba vida por los cuatro costados.
Otra amiga me dijo hace poco que yo soy “high energy”.
Y hay bastantes personas que me definen como “la alegría de la huerta” o como “el cascabel de la casa”.
Tengo que decir que esta actitud mía es producto del trabajo personal, pues parece que teniendo este carácter, nada me afecta, que yo tengo suerte en la vida (ya hablé en otro post de esto) o que vivo en los mundos de Yupi viendo la vida de color rosa. O que no soy realista.
Pues no, yo tropiezo igual que tod@s, me caigo igual que tod@s pero quizás hay una diferencia entre mi actitud y la de otras personas: yo me sacudo el polvo, me recompongo y me levanto. Y o bien sigo el camino o tomo otro rumbo.
A veces noto cierto desdén o incluso cierta sorna hacia mi manera de ver el mundo. Porque puedo ser feliz y optimista, pero tonta no soy (otra cosa es, como digo siempre, que me lo haga). Incluso estas reacciones pueden esconder buenas intenciones, de protección, de evitar que no cometa los mismos errores que yo qué sé quién (ell@s mism@s u otras personas). Que si son ell@s mism@s aún lo entiendo un poco, pero si son otras personas… es que ahí ya me pierdo, que quieran protegerme o advertirme de algo que ell@s mism@s no han vivido.
Y esto lo he notado bastantes veces en mi vida, una de ellas, bastante evidente fue cuando planeé mi primer parto en casa. Que si por qué no me esperaba al segundo, que si era peligroso, que si siendo yo primeriza, blablabla… Y ahora lo noto con mi optimismo hacia aprobar el EIR y conseguir una plaza de matrona. ¿Es que creen que no comparo números de solicitudes y número de plazas? Que si yo lo intenté tropecientos años, que si es dificilísimo por no decir imposible, que si te vas a perder la infancia de tus hijas por estudiar (hasta eso me han dicho)…
Dejadme en paz, que sueñe, que trabaje, que imagine, es lo que tengo que hacer ahora.
No voy a ponerme a caminar pensando que me caigo.
No voy a vivir pensando que me voy a morir.
Porque la vida y la muerte son dos caras de una misma moneda y conviven muy estrechamente en ciertas ocasiones. Y quienes hemos tomado una responsabilidad tan grande como decidir parir en casa lo sabemos. Y parir en casa no es un acto irresponsable, no, incluso hasta podría llegar a decir “qué más quisiera yo”, y no, es un acto de tremenda responsabilidad.
Por eso, voy a seguir viviendo de esta manera, que tan mal no me ha ido, de hecho me ha ido muy bien, proyectando y visualizando. El precipicio del fracaso siempre está ahí. Pero no me voy a tirar a él por cuenta propia. Y si me caigo, sé muy bien que quien realmente me quiere y me aprecia estará ahí a mi lado ayudándome a levantarme.
Pero ahora que estoy de pie, íntegra y caminando, vivita y coleando…
Sigo visualizando, sigo trabajando, sigo viviendo cada día no como el último, sino como el primero. Y sobre todo sigo pensándome como la comadrona que quiero ser.
Imposible es lo que no se intenta.
Porque pensar eso sería rendirme antes de intentarlo.
IMG_20140805_184958_903

Anuncios

Acerca de deluteroatusbrazos

Soy Mely, mamá de Dafne e Indira. He comprobado por mí misma que el cuerpo de una mujer tiene el poder y la sabiduría para parir por sí misma. Este blog nace con el deseo de apoyar el embarazo consciente, la lactancia materna y la crianza en brazos con portabebés o sin ellos. Me gustaría que algún día todas las mujeres dijéramos que hemos tenido el parto que queríamos tener, es por ello que mi intención es informar y apoyar desde el rigor científico, el calor humano y el respeto. Espero que os guste este blog y aportar con él mi granito de arena para una sociedad menos violente desde un nacimiento más tranquilo y pacífico.

»

  1. Di que sí Melly!A mí me pasó cuando me presenté a las oposiciones de magisterio para la escuela pública que mucha gente me dijo que era una locura porque yo nunca había estado en la pública y no tenía puntos y las oposiciones eran para los interinos que ya estaban en la pública y que era imposible que las aprobase la primera vez…y no sólo las aprobé,sino que saqué de las mejoras notas y pude escoger la escuela en la que quise estar…No renuncies nunca a tus sueños,es la única manera de conseguirlos!Ánimos!

  2. Bravísima. Es un placer leer posts con los que te sientes tan identificada y que al hacerlo, te transmiten la fuerza del que los escribe. Muchas gracias, yo confío en que conseguirás tu sueño y además tan bien, que muchas mujeres te recordarán siempre por hacer del momento más importante de su vida algo especial. Ánimo y a por ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s