Archivos Mensuales: mayo 2014

El final de una etapa

Estándar

Image

“Un pequeño paso para una mujer,

un gran paso para una enfermera…”

Así podría titularse esa foto. O quizás no, pues esta carrera ha supuesto también un gran crecimiento para mí como mujer, madre y persona. He reafirmado lo que ya sabía y readaptado mis creencias a los conocimientos que he adquirido (a veces, incluso viceversa, jeje). Y confío aún más en la naturaleza y en el poder para sanarse a sí mism@.

Este es el último paso que doy como estudiante de enfermería, vestida con este uniforme, el paso para salir del centro donde realizaba mi último Practicum. La próxima vez que me ponga este uniforme y estos zuecos, seá como enfermera ya “hecha y derecha”.

Echo la vista atrás y veo como a cámara rápida todo lo que he cambiado y me ha pasado en estos 4 años, a punto de acabarse a falta de presentar mi Trabajo Fin de Grado, que se titulará: Parto fisiológico versus Parto intervenido: Revisión bibliográfica (como no podía ser de otra manera.

Y es que este es otro pasito más hacia mi sueño de ser enfermera especialista en ginecología y obstetricia, o lo que es lo mismo, matrona, comadrona, partera, midwife, sage femme, comadre, hebamme, kätilö, mujer amañá…

Estoy orgullosa de haber compaginado esta carrera con el cuidado a mi familia, de haberme llevado a mi peque a clase, de mis padres y del compañero que tengo que me ha apoyado tantísimo cada día, cada examen, cada bajona (que también las tengo…)

Image

Dafne, con ella llegó la inspiración

ImageIndira, con ella llegó la decisión

ImageTeteando en clase

ImageTaller de RCP cangureando

 

 

Image

Momentos de desesperación…Image
Conciliando tomando apuntes

ImageCon Erasmus familiar incluido

Image

…Y momentos de muuucho cansancio…

Pero… ¿sabéis qué? Que cada momento ha merecido la pena, cada noche en vela, coger los apuntes a las 11 de la noche cuando tod@s dormían, dejarlos bajo la almohada e intentar retener “por ósmosis”… Cada esfuerzo ha merecido la pena, por cada sonrisa de mis hijas, por cada abrazo de mi pareja, por cada ánimo de mis padres y herman@s, por ese sueño (ahora un poco más cerca) de estar al lado de las mujeres trabajando por un mundo menos violento.

GRACIAS A TOD@S… Ahora… a por la recta final…