El difícil oficio de no hacer nada

Estándar

Cuando hace 4 años y medio decidí tener mi primer parto en casa y tuve la osadía de comentarlo sin tapujos ante mi familia y amigos, hube de soportar diversas miradas y comentarios. Es cierto que tenía la opción de no decir nada (conozco mucha gente que lo hace, demasiada presión pasamos muchas mujeres en nuestro embarazo como para encima ponernos esa presión “popular” encima), y yo lo entiendo, pero también es cierto que me gusta reivindicar y visibilizar mis actos “revolucionarios”, como ahora en mi maternidad (que ya verás tú, lo revolucionario que resulta ser parir y criar como se ha venido haciendo durante casi toda la vida). Pero bueno, una es así, aunque ha aprendido a elegir sus batallas, en estas ocasiones luzco mi bandera partoactivista o lactivista.

Muchas personas que me quieren “bienintencionadamente” me intentaban convencer para no parir mi primera hija en casa, para esperarme “aunque se al segundo parto, mujer, que tú no sabes lo que es eso”. Yo, que estaba plenamente convencida de mi elección y siempre tuve el apoyo de mi pareja agradecía el consejo y negaba con la cabeza mientras pensaba: “Sí, claro, lo mejor es tener un primer parto en el hospital para jugar a la lotería de la matrona buena o la matrona chunga y si te toca la chunga que te corten, te insulten, te vejen y luego buscar un segundo parto de redención en casa para sanar mi herida emocional y física”. Os lo digo así, sin tapujos, porque es lo que pensaba. Y siento si a alguien le molesta, estoy siendo sincera con mis sentimientos en aquel momento.

Tras el éxito del parto en casa de una primeriza (cosa que llamó mucha la atención), lo siguiente que me preguntaron fue que qué hicieron mis matronas en mi parto. “Nada”, dije. Allí  ya se armó la grande. El parto en casa en España no está cubierto por la seguridad social y muchas personas no podían creer que yo hubiera pagado a alguien para que no hiciera “Nada”.

Pero es que eso es exactamente lo que tenían que hacer.

La ciencia y la naturaleza nos muestran cada vez más claramente la evidencia de que el proceso fisiológico de parto evoluciona mejor cuanto menos es molestado.

Es más, se ha intervenido en el parto bajo la excusa de que era necesario, cuando resulta ser al revés. Es decir, no es que pasen cosas y por eso se interviene, es que pasan más cosas cuanto más se interviene. Cada vez que se cambia un límite protocolario (se bajan los niveles de bradicardia fetal, se aumenta el tiempo permitido para expulsivo…) o se adecúan actitudes (estar expectante con estreptococo desconocido, hacer piel con piel tras cesáreas…) me convenzo más de esta afirmación que escuché a una matrona muy experimentada y muy querida por mí.

Mucha gente me dice también que fui afortunada tuve en mi parto en casa, que  yo tuve la “suerte” de que todo saliera bien. Yo agradezco cada día al universo por mis dos magníficos partos y  mis dos sanísimas hijas, pero a la vez estoy segura de que esta “suerte” es en parte producto del trabajo personal que llevo realizando durante toda mi vida (y que aún continúa y continuará) y de que precisamente mi parto fuera en casa y se tomaran como “normales” cosas que en un hospital podrían no serlo.

Así que agradezco por enésima vez a mis matronas por poner en práctica el dífícil oficio de no hacer nada y escuchar mis tiempos y los de mis bebés como las grandes profesionales y personas que son. Les pagaría infinitas veces por ello.

Porque no hacer nada es confiar en la fuerza del maravilloso milagro de la vida.

No hacer nada es permitir que este milagro, por si mismo, suceda.

Ojalá los partos estén cada vez menos determinados por las gráficas de unos monitores y más por la fuerza de las mujeres.

Sabemos parir, si se nos deja

Sabemos parir, si se nos deja

Anuncios

Acerca de deluteroatusbrazos

Soy Mely, mamá de Dafne e Indira. He comprobado por mí misma que el cuerpo de una mujer tiene el poder y la sabiduría para parir por sí misma. Este blog nace con el deseo de apoyar el embarazo consciente, la lactancia materna y la crianza en brazos con portabebés o sin ellos. Me gustaría que algún día todas las mujeres dijéramos que hemos tenido el parto que queríamos tener, es por ello que mi intención es informar y apoyar desde el rigor científico, el calor humano y el respeto. Espero que os guste este blog y aportar con él mi granito de arena para una sociedad menos violente desde un nacimiento más tranquilo y pacífico.

»

  1. Gracias por este maravilloso relato Soy Rosalba de 52 años quede embarazada a los 35 hace 17 años y tambien busque apoyo para un parto en casa (pase mi Infancia en Sicilia y recordaba los partos de mis Tias en la casa y queria vivir eso y no lo que habia visto en los Hospitales) como en Uruguay recien comenzaba esto, viaje a Bs Ar hacer unos cursos y relacionarme con Madres que asi lo habian Hecho el primer Regalo me lo dio un Dr de una Clinica situada en un Lugar Lejisimo y Marginal que asistia a las parejas durante los 9 meses y luego en su clinica podian parir sintiendose protegidos por un lugar con Blok Quirurgico y personal de la Salud que atendia o hacerlo en sus Casas
    Recuerdo Todos sentados en circulo y las Madres repitiendo como un MANTRA la frase ****Soy MUJER se Parir*** debiamos recordarle a nuestro cuerpo Y Psique lo que por Naturaleza Sabiamos hacer antes de optar por que los Hospitales y los Medicos Decidieran por Nosotras, debo reconocer que queridas Amigas las escuche decir para cundo LLegue el Momento…..(nadie dice Parir!! cuando eso la Aterroriza) que me lo saquen yo prefiero Ni enterame y es asi que las cesareas invadiron las estadisticas almenos en nuestro Pais yo no hago responsable 100% a los Medicos Tambien las Mujeres muchas han decidido no pasar por esa experiencia despiertas a pesar de la epidural en una Cesarea inevitable, si te da terror encontraras la manera que otros se ocupen de ese **Momento* no puedo Juzgar no tengo idea que traumas o experiencias de VIDA las lleva a ello y lo respeto asi como amamantar, acunar ect cada cual lleva su Maternidad como su mente y cuerpo la dejan solo se que cuando a la semana 30 mi Niña decidio llegar en un Parto con Ruptura Total de Bolsa y llame a las Parteras la respuesta ya la sabia’¡ tendras que ir al Sanatorio !..por suerte mi Ginecologo desde los 12 años (que en Nada estaba de acuerdo con un Parto en casa acepto controlar mi embarazo insistsiendo cada mes que lo pensara bien y que no contara con El en caso que se complicara en mi Hogar y,a pesar que las Parteras que me asistirian era de la misma Mutualista donde el Trabajaba y conocia su experiencia y Profesionalismo) cuando lo Llame esa madrugada se presento en el Hospital para ayudarme en mi parto que en un principio iba para Cesarea y luego mi Hija Roto dos veces y nacio de cara (lo que a los neonatos les deja un rostro de boxeador ya que pasan por el canal empujando con su cara) y no solo me atendio como paciente sino tambien como complice pues Robo la Placenta (pues aqui se confisca Toda la placenta cuando solo les alcanza un pedacito para un estudio que exije el protocolo Hospitalaria) la que esperaba ingerir pero mi estadia en el Hospital se prolongo x mi Hija y cuando la saque del frezer 12 dias despues no tuve el coraje asi que la coloque de abono en un Hermoso Jazmin que compre en recuerdo del Nacimiento de mi Hija Sin duda que acompañar tanto en los 9meses como en el parto sin invadir pero conteniendo sea para una partera como, una hermana,Amiga, Suegra desde la experiencia pero con la libertad de dejar descubrir a cada esa experiencia irrepetible es Toda una Tarea::: a todas las que lo han realizado Mi Homenaje y Agradecimieto Rosalba Marchese

  2. Cuanta razón tienes….no creo que tienes suerte …has sido capaz de tomar la decisión adecuada! Yo no tube la misma fuerza de imponerme en contra de la opinión de mi pareja y familia y obtuve una bonita cesárea por pasarme de fecha aunque tanto yo como mi bebe estábamos en perfecta salud antes que intervinieran con una inducción basada en estadística. A pesar de estar súper informada he puesto mi bebe en peligro forzándole a salir aunque no estaba listo….por suerte estamos bien ( sólo por suerte ! ) …aunque sueño con poder redimirme y curar mis heridas con mi segundo parto, si lo habrá! Que bonito sería poder rodarme de gente que no haga nada en ese momento! Un besos y gracias por tus palabras sin tapujos que ya demasiado nos ponen!

  3. que lindo¡ poder tener esa seguridad inmensa¡que alegría que aun haya personas que piensan diferente y aun asi no son respetadas..gracias por compartir estas palabras

  4. Hola! Me encontré tu blog por casualidad y me ha encantado! Particularmente me siento muy identificada con esta entrada, pareciera que estás hablando de mí. He pasado por exactamente lo mismo, me criticaban desde España por querer parir a mi bebé en casa (vivo en Canadá y aquí está cubierto por la sanidad pública) y cuando supieron que todo salió a la perfección todo el mundo me decía que había tenido suerte… Fueron unos momentos preciosos con mi querida doula y mis maravillosas matronas, que estuvieron increíbles porque no hicieron nada, y eso es para mí una matrona de verdad, la persona que está ahí, pero a la vez no está, una guardiana, dándole todo el protagonismo a la mujer de parto. Saludos y un placer leerte! 🙂

  5. Yo también tuve a mi primer (y único, por unos años mas) en casa, y me pasó lo mismo “sos muy joven y primeriza no te da miedo?” (tengo 21 años y piensan que por eso soy una niña inconsciente que no sabe lo que quiere) “yo que vos me lo pensaría” blah blah blah, mi pareja apoyando siempre mi desición, nuestra desición a decir verdad. Cuando nació y estuvo todo bien todo el mundo “ayyy que valiente que sos a mi no me hubiera dado para hacerlo así” (como si hubiera ido a escalar el everest sola con una banana y un cepillo de dientes… parir es lo mas natural del mundo, a mi no me habría dado para hacerlo en un hospital pinchada como un colador y terminar con el perine fileteado como un pedazo de carne, que para todos es solo “un cortecito nada mas”) y me revienta también ese comentario que siempre te hacen de “por suerte salió todo bien” estoy totalmente de acuerdo contigo, todo salió bien, porque pude parir naturalmente y no me complicaron porque si. Me siento re identificada con tu relato! Gracias por compartirlo!
    Saludos desde Uruguay!!!
    xoxo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s