La pluma de Dumbo

Estándar

En la vida pensé que iba a escribir una entrada con este título. Pero bueno, tod@s hemos hecho tantas cosas que pensábamos que “en la vida” haríamos. Se llama evolucionar. En fin, todo esto viene a cuentas de que yo no soy una fan de Disney ni mucho menos, pero este elefantito me viene al pelo para la comparación que me gustaría hacer.

Tenemos un elefante. Recién nacido. Pero tiene enormes orejas. Se burlan de él, todo el mundo se burla de él. Hasta unos niños que pasan se ríen de él. Su mamá lo defiende (es que era una madre consciente) y sin querer la lía un poco. Dejan al elefante sin mamá, indefenso (que manía la de Disney la de repetir esto en todas sus historias, pero bueno, vayamos al lío).

El elefante parece no encajar en ningún sitio del circo. Pero conoce a un ratoncito  y a unos cuervos.  El ratoncito (Timothy) se hace amigo de Dumbo y le anima cuando está triste.

De pronto, un día, tras una borrachera (esta película hoy en día sería impensable) se despiertan en lo alto de un árbol, y Timothy asegura a Dumbo que fue él quien voló hasta el árbol con sus enormes orejas.

Dumbo que sí, que no, que no acaba de convencerse, hasta que Timothy le asegura que agarrando fuertemente con su trompa una pluma de uno de los cuervos, podrá volar, porque la pluma es mágica.

Volando con la pluma

Volando con la pluma

Dumbo, ante este argumento termina convenciéndose y efectivamente, agarra la pluma, salta y… vuela.

El elefantito vive un tiempo de bonanza en el circo pero no le gusta mucho su trabajo, aunque tenga un número estrella.

Un día, en el que Dumbo tiene que saltar desde un sitio especialmente alto, la pluma que tan fuertemente agarra siempre que vuela con su trompita, se le cae. Dumbo entra en pánico, pero Timothy le dice que la pluma en realidad no es mágica, lo mágico son él y sus orejas. Dumbo prueba y… efectivamente, VUELA.

¿Os suena la historia? No la historia de Dumbo, que a lo mejor la habéis visto de peques, si no el argumento…

Alguien que tiene un poder intrínseco y exclusivo de sí mism@, con poco o ningún referente familiar, que es apoyado por un amig@ y que se agarra a un clavo ardiendo con tal de no sentir miedo… Miedo a lo desconocido… Aunque eso que cree que desconoce sea algo que sólo él mism@ puede hacer…

Yo lo veo…

Tú tienes el poder para parir,  mujer,  sólo tú sabes hacerlo.

Los círculos se van pasando la pelota de poder: parteras, ginecólogos, matronas, doulas… Much@s por desgracia buscan empoderarse a través de ti, no agradecer el honor de poder presenciar tu empoderamiento.

Todo el mundo parece prometer darte la pluma mágica (sea lo que sea) … Pero eres tú en realidad quien tiene la magia…

Aunque sueltes la pluma (al fin y al cabo, un placebo para tu poder) tú puedes volar. Porque estás perfectamente diseñada para ello.

Sólo tú puedes volar. Muy alto. Sin agarrarte a nada.

Volando libre

Volando libre

 

Anuncios

Acerca de deluteroatusbrazos

Soy Mely, mamá de Dafne e Indira. He comprobado por mí misma que el cuerpo de una mujer tiene el poder y la sabiduría para parir por sí misma. Este blog nace con el deseo de apoyar el embarazo consciente, la lactancia materna y la crianza en brazos con portabebés o sin ellos. Me gustaría que algún día todas las mujeres dijéramos que hemos tenido el parto que queríamos tener, es por ello que mi intención es informar y apoyar desde el rigor científico, el calor humano y el respeto. Espero que os guste este blog y aportar con él mi granito de arena para una sociedad menos violente desde un nacimiento más tranquilo y pacífico.

»

  1. Gracias por la metáfora, Mely. Puede que haya personas que en el momento de volar, lo hagan contigo, a tu lado, pero el batir de alas es nuestro… También estamos preparadas para aterrizar donde elijamos. Un abrazo.

  2. Y que me dices de la lactancia??? Para mi, tenaz !!.. no ha sido la experiencia que esperaba tener.. No obstante, tengo mi “pluma”: el te de hinojo y me funciona bien.

    • Hola March! A muchas mujeres nos pasa eso con la lactancia o el puerperio, nos preparamos más para el parto que para el puerperio y a veces se nos viene todo encima. Por cierto, vigila con el té de hinojo que es riesgo 2 en la página e-lactancia.org, hecha por pediatras y neonatólogos, actualizada constantemente y muy muy fiable. Mira: http://e-lactancia.org/buscar?q=Hinojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s