Patear y portear

Estándar

A todas esas personas que me (nos) recuerdan en familia, por la calle, etc… lo incómodas que deben ser esas “telas”, lo mucho que nos pesan nuestr@s hij@s, lo difícil que es ponérselas (“¿eso lleva muchos nudos no?”), les comento desde aquí que la primera imagen que yo tuve cuando estaba embarazada y se me pasó por la cabeza adquirir un carro, fue la de una mujer que vi una vez en la playa empujando trabajosamente el carrito a través de la arena…. Eso sí que es incómodo… Pero, a veces, como dije en otro post, soy demasiado “educada”, “sumisa” o “buena” (según el prisma desde el que se vea) para contestar en persona y en el momento.

Por eso  me desahogo aquí en mi blog, donde, de paso, también puedo echar mano de más evidencia científica que la que pueda recordar en ese momento.

Pero hoy no, hoy no voy a hablar de evidencia científica, sino de sentido común (el menos común de los sentidos), que brilla por su ausencia como por ejemplo, en el caso de intentar irte de pateo por el campo con un carrito (lo he visto, es verídico)… A esa persona yo no fui a incordiarle diciéndole que si no le parecía muy incómodo llevar ese carrito campo a través (al contrario de lo que me hacen), además, era evidente que lo estaba pasando mal. Su mirada al verme con la niña en el fular ya fue un poema… Y yo no voy de machacadora por la vida…

Un poco difícil para un carro, ¿no?

Una razón más para usar los portabebés es seguir disfrutando de esta sana y bella afición que es patear, hacer senderismo, pasear por la naturaleza… en fin, trotar con tu cachorro por algo más irregular que una acera o un asfalto.

Hace poco tuvimos la suerte de visitar un parque nacional precioso y mucha gente alucinó cuando le contábamos los pateos que nos pegábamos con las niñas, una de las cuales no camina y la otra que tiene la resistencia normal de una niña de 3 años.

Nuestros aliados en este caso fueron dos fulares de 3,20 y 4,70 metros, ambos de sarga cruzada.

¿Y las mochilas? Preguntarán por ahí, refiriéndose a las mochilas de montañero, no a las mochilas portabebés. Pues bien, es posible llevar una sola mochila para cuatro personas, incluso llevando una de ellas pañales y otra siendo muy muy muyyyy susceptible de enfangarse. La cuestión es optimizar, priorizar y no recargar. En los 3 días de pateo perfeccionamos una mochila para l@s cuatro que incluía litro y medio de agua.

¿Posibilidades de combinación encontradas por estos “sherpas” aficionados durante estos días?

-Un@ con la mochila a la espalda  y la mayor en los hombros, otr@ con la peque a la espalda.

– Un@ con la mochila a la espalda, otr@ con la peque a la espalda y la mayor lo que aguantara de mano en mano, contando piedrecitas o hablándole a las flores.

– Un@ con la mochila a la espalda y la peque delante, otr@ con la mayor a la espalda.

– Un@ con la peque a la espalda y la mochila delante, otr@ con la mayor a la espalda.

– Un@ con la mochila a la espalda, otr@ con la peque a la espalda y la mayor en brazos a ratitos cortos…

Papá canguro y cachorra menor en una de las opciones “sherpa”

Por no hablar de que estuvimos comodísimos subiendo y bajando monte, caminando cerca de riscos y teniendo a nuestras hijas seguras y cerquita.

He aquí otra ventaja más de portear, poder seguir disfrutando de lo que te gusta, en familia, sin renunciar a tus aficiones, sin renunciar a la compañía de tus hij@s.

Y es que los portabebés son los auténticos “todoterreno” de la crianza.

Ocio sano en familia, gracias a los portabebés

Anuncios

Acerca de deluteroatusbrazos

Soy Mely, mamá de Dafne e Indira. He comprobado por mí misma que el cuerpo de una mujer tiene el poder y la sabiduría para parir por sí misma. Este blog nace con el deseo de apoyar el embarazo consciente, la lactancia materna y la crianza en brazos con portabebés o sin ellos. Me gustaría que algún día todas las mujeres dijéramos que hemos tenido el parto que queríamos tener, es por ello que mi intención es informar y apoyar desde el rigor científico, el calor humano y el respeto. Espero que os guste este blog y aportar con él mi granito de arena para una sociedad menos violente desde un nacimiento más tranquilo y pacífico.

»

  1. Mira que no te conozco, pero me hago una pregunta, por qué te crees la mas cool del universo!? Tengo un hijo de 4 años que parí de una forma natural al que todavía le doy teta, he usado portabebes desde que nació, llevándolo conmigo en mis viajes, haciendo rutas con él por las selvas centroamericanas y así como yo muchas madres lo hacen y no por ello vamos gritándolo a los cuatro vientos. Que cada uno lleve su crianza como mejor le convenga, no intentemos convencer a los demas de que la nuestra es la mejor manera, en todo caso comentarlo sin infravalorar la de los demas. Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s