Archivos Mensuales: mayo 2012

El destete temido, el destete deseado…

Estándar

Dafne ya tiene 3 años. Tengo que confesar que varias veces (y más estando lactando en tándem) he coqueteado con la posibilidad del destete. Eran unas ganas de destetar que iban y venían, que crecían y desaparecían. Como me dijo una gran amiga, bastaba mirarla mientras dormía para decidir que sí, que quería seguir dándole la teta hasta que “naturalmente” se destetara. Mis embarazos han sido tan naturales, mis partos tan naturales, mis crianzas y lactancias tan naturales que lo “natural” era darle el mismo curso al destete…
Pues justo cuando había pisoteado la penúltima duda, justo ahora, aparece, casi de la nada, la posibilidad de una nueva mudanza (palabra bastante reincidente en mi vida) y de una separación familiar temporal (2-3 semanas): Dafne con papá e Indira con mamá, por cuestiones prácticas, laborales, profesionales, vitales…
De nuevo aparece la sombra del destete de Dafne, nuestro destete, MI destete… y ahora mismo no sé si lo deseo o lo temo: es el adiós definitivo a mi Dafne bebé, siento el corte “definitivo” del cordón umbilical. Dafne crece. Yo también crezco, emocionalmente, como madre. Todo está en maravilloso y continuo movimiento, y yo me dejo fluir como “naturalmente” suelo hacer…

Teteando con Dafne hace una semana, en mi boda civil

Los aliados de la crianza

Imagen

Los aliados de la crianza

Lactancia y portabebés: dos elementos que suelen ir juntos y que son unos buenos aliados para una crianza feliz, sana y natural.

La lactancia, porque es el mejor alimento que puedes darle a tu bebé, con los componentes naturalmente diseñados para su mejor desarrollo, mayor comodidad de la mamá y… gratis… TODO EL TIEMPO QUE QUIERAS, QUE QUERÁIS.

Los portabebés (siempre ergonómicos, por supuesto), para hacerte más fácil la vida, poder llevar a tu bebé a todas partes, contribuir a su ergonomía postural, fomentar el apego, tener las manos libres, estimular psicomotrizmente… TODO EL TIEMPO QUE QUIERAS, QUE QUERÁIS… y sin necesidad de grandes inversiones. Hay un gran mercado de segunda mano en internet. Puedes atreverte a diseñar tu propio portabebés, siempre que sea con telas lo más naturales posibles (al igual que los tintes que lleven), hay tutoriales virtuales que pueden ayudarte. Puedes incluso inspirarte en portabebés de otras culturas. Portear no es sinónimo de gastarse mucho dinero. Infórmate y siente el placer de llevar a tu bebé piel con piel. Y, con o sin portabebés, cógelo en brazos. También es gratis, y sin embargo, os aportará tanto…